Mejorar la productividad se convirtió en un objetivo recurrente de las organizaciones y de las personas que trabajan en ellas.

Sin embargo, aunque pueda parecer lógico pensar que trabajar más horas es la clave para aumentar la productividad, los estudios demuestran que lo importante no es solo la cantidad de horas trabajadas, sino también cuándo y cómo trabajamos.

La relación entre horas de trabajo y productividad es compleja. En este artículo, analizamos el impacto de las semanas laborales más cortas, las horas extra, los horarios flexibles, los horarios de trabajo óptimos y el uso de herramientas de registro del tiempo para ayudarte a encontrar el punto perfecto de productividad.

La relación entre horas de trabajo y productividad

La relación entre horas de trabajo y productividad

Antes de adentrarnos en los aspectos específicos de la productividad, es importante comprender el concepto básico de tiempo productivo. El tiempo productivo se refiere a las horas durante las cuales una persona está realmente concentrada y es capaz de completar las tareas con eficacia.

Las investigaciones demuestran sistemáticamente que la productividad tiende a disminuir a partir de un cierto número de horas de trabajo. Si bien este número varía de una persona a otra, desde hace tiempo se acepta que el límite de productividad de la mayoría de las personas se sitúa en torno a las 40 horas semanales de trabajo. Pasado este punto, la productividad tiende a disminuir a medida que la fatiga se hace presente.

¿Una semana laboral más corta aumenta la productividad?

¿Una semana laboral más corta aumenta la productividad?

Algunos estudios sugieren que, en lo que respecta a la productividad y las horas de trabajo, menos podría ser más. Así lo confirman los resultados de organizaciones que experimentaron con semanas laborales de cuatro días. Estas informan de un aumento de la satisfacción de los empleados y de un mantenimiento o incluso una mejora de los niveles de productividad.

Sin embargo, quizá la semana laboral debería ser aún más corta: una encuesta realizada por la comunidad de trabajo Blind reveló que el 45% de las personas encuestadas solo trabajan cuatro horas (o menos) al día, lo que pone en evidencia la importancia de la calidad sobre la cantidad.

¿Qué relación hay entre las horas extra y la productividad?

¿Qué relación hay entre las horas extra y la productividad?

Aunque en ciertas ocasiones pueda ser necesario realizar horas extra, el exceso de trabajo de manera habitual puede provocar agotamiento y reducir la productividad. Los estudios demuestran que las horas extra en exceso pueden reducir el rendimiento de las empresas, ya que los empleados son menos eficaces y están menos concentrados cuando están cansados.

Por lo tanto, es esencial que las empresas encuentren un equilibrio entre el cumplimiento de los plazos y el bienestar de sus empleados.

Estos son algunos de los efectos negativos de las horas extra:

  • Disminución de la productividad:

    Investigaciones de la Universidad de Stanford indican que la productividad disminuye cuando se trabaja más de un determinado número de horas a la semana.

    La productividad alcanza su punto máximo en torno a las 49 horas y empieza a disminuir a partir de ese momento. Además, los trabajadores que trabajan más de 50 horas semanales de forma habitual tienden a experimentar un descenso significativo de la productividad.

  • Repercusiones en la salud y el bienestar

    El impacto negativo que producen las horas extra en exceso sobre la salud mental y física de los trabajadores es un factor que no debe pasarse por alto.

    Según la Organización Mundial de la Salud, los horarios de trabajo largos (incluidas las horas extra) están vinculados a un mayor riesgo de problemas de salud, como enfermedades cardiovasculares y trastornos mentales. Los empleados que trabajan demasiadas horas tienen más probabilidades de sufrir agotamiento, lo que perjudica aún más la productividad.

  • Horas extras y lesiones en el trabajo:

    Las estadísticas de la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional de EE. UU. (OSHA) revelan que existe una correlación entre las jornadas laborales largas y los accidentes de trabajo.

    La OSHA afirma que los empleados que trabajan muchas horas, incluidas las extra, corren un mayor riesgo de sufrir accidentes debido al cansancio y a la baja capacidad de atención.

  • Compromiso de los empleados

    Los empleados que suelen trabajar horas extra tienen una mayor probabilidad de perder su nivel de compromiso.

    Los empleados con un bajo nivel de compromiso están menos motivados y son menos productivos, y es más probable que consideren la posibilidad de dejar su trabajo. Esto puede tener un impacto negativo en la productividad general de una organización y en el índice de rotación.

¿Los horarios flexibles mejoraron la productividad?

¿Los horarios flexibles mejoraron la productividad?

Los horarios flexibles se empezaron a utilizar para mejorar el bienestar de los empleados. Sin embargo, también se demostró que el trabajo flexible tiene efectos muy positivos en la productividad.

Los horarios flexibles permiten a los empleados trabajar durante las horas del día en que están más lúcidos y concentrados. Esto concuerda con la idea de que la productividad personal varía a lo largo del día.

Un informe reciente realizado por Gartner muestra que los trabajadores digitales, que disponen de flexibilidad para fijar su propio horario de trabajo, lo consideran mayoritariamente un factor clave para mejorar su productividad.

Según el informe, los horarios de trabajo flexibles dan como resultado lo siguiente:

  • Aumento de la productividad: un asombroso 43% de los trabajadores digitales afirmaron que tener un horario de trabajo flexible les permite ser más productivos.

  • Menos tiempo en reuniones: el 19% de los trabajadores afirma que los horarios flexibles les permitió pasar menos tiempo en reuniones.

  • Entorno de trabajo más productivo: según el informe, el 26% de los empleados disfruta de la posibilidad de elegir su espacio físico. Los empleados que se sienten a gusto y felices suelen tener un mayor grado de compromiso y motivación, lo que se traduce en mayores niveles de productividad.

Simplificar el trabajo con Workplace

Con Workplace, el trabajo es más simple, desde informar a todos sobre la vuelta a la oficina hasta adoptar una forma de trabajo híbrida.

¿Cuáles son las horas más productivas de una jornada laboral?

¿Cuáles son las horas más productivas de una jornada laboral?

Las investigaciones sobre los ritmos circadianos indican que ciertos momentos del día tienden a ser más productivos que otros. Para la mayoría de las personas, el máximo rendimiento cognitivo se alcanza por la mañana, y la productividad tiende a disminuir a medida que avanza el día.

El patrón de productividad más común es el siguiente:

Pico matutino

Las habilidades cognitivas, incluida la capacidad de atención, alcanzan su punto máximo a última hora de la mañana, normalmente entre las 10:00 y el mediodía: el "pico matutino" de productividad.

Es el momento en el que las personas suelen estar más concentradas y atentas, por lo que es el mejor momento para abordar tareas complejas, resolver problemas y tomar decisiones.

Bajón verpertino

Los estudios revelan que se produce un descenso natural de la capacidad de atención y la productividad a primera hora de la tarde, normalmente entre las 14:00 y las 16:00. Es lo que a veces se denomina "bajón vespertino".

Durante este tiempo, las personas pueden tener niveles de concentración más bajos y sentirse con menos energía, por lo que es un momento ideal para realizar tareas administrativas rutinarias o tomar breves descansos.

El segundo pico

El rendimiento cognitivo tiende a recuperarse a última hora de la tarde y primera de la noche, entre las 16:00 y las 18:00, lo que se llama el "segundo pico".

Las últimas horas de la tarde pueden ser un buen momento para explotar la creatividad, intercambiar ideas y colaborar.

Horas de la noche

La noche no suele ser el momento más productivo. Sin embargo, hay quienes son "búhos nocturnos", más despiertos y productivos a última hora de la tarde y por la noche.

Los búhos nocturnos prefieren realizar tareas que requieran una gran concentración o un pensamiento creativo durante la noche en lugar de por la mañana.

¿El uso de una herramienta de seguimiento de la productividad aumenta la productividad de los empleados?
¿El uso de una herramienta de seguimiento de la productividad aumenta la productividad de los empleados?

Las herramientas de registro del tiempo se han vuelto sumamente populares para ayudar a las personas a controlar y administrar su tiempo de forma eficaz.

Si bien no todas las herramientas de productividad son iguales, encontrar la herramienta con las características adecuadas podría proporcionar estadísticas valiosas, lo que ayudaría a los empleados a administrar mejor su tiempo y sus tareas.

Estas son algunas de las formas en que las herramientas de registro del tiempo pueden ayudar a aumentar la productividad de los empleados:

  1. Tomar conciencia del tiempo: estas herramientas pueden hacer que las personas sean más conscientes de a qué asignan su tiempo. Al visualizar cómo dedican sus horas de trabajo, pueden detectar actividades que les hacen perder el tiempo y ser más conscientes de su administración del tiempo.

  2. Establecer objetivos y prioridades: las herramientas de registro del tiempo permiten definir objetivos y priorizar tareas de forma más eficaz.

  3. Eliminar distracciones: las herramientas de registro del tiempo pueden ayudar a los empleados a identificar distracciones e interrupciones. Una vez detectadas, pueden tomar medidas para minimizarlas, como desactivar las notificaciones o programar periodos de silencio.

  4. Eficacia de las tareas: registrar el tiempo dedicado a tareas específicas ayuda a las personas a ser conscientes de su propia eficacia. Puede ayudar a identificar las tareas que llevan más tiempo del previsto, de modo que se puedan mejorar los procesos y completar las tareas más rápidamente.

  5. Administración de proyectos: las herramientas de registro del tiempo suelen integrarse con las de administración de proyectos, lo que permite a los empleados supervisar el progreso. La visibilidad en tiempo real asegura que todos estén al día y cumplan los plazos, lo que aumenta la productividad general.

  6. Responsabilidad y motivación: el hecho de saber que se registran las horas de trabajo puede motivar a los empleados a mantener la concentración.

  7. Optimización de las pausas: las herramientas de registro del tiempo de productividad suelen incluir funciones para controlar los tiempos de descanso. Los empleados pueden utilizar estos datos para asegurarse de que hacen pausas suficientes para recargar la energía.

  8. Flexibilidad y adaptabilidad: las herramientas de registro del tiempo de productividad pueden adaptarse a diferentes estilos de trabajo y preferencias. Permiten a los empleados experimentar con diferentes horarios y rutinas de trabajo, lo que les ayuda a encontrar la jornada laboral más productiva para ellos.

Seguir leyendo

¿Te resultó útil este artículo?
Gracias por tus comentarios

Publicaciones recientes

Productividad | 11 minutos de lectura

Reactiva tu productividad tras la pandemia

Descubre lo que queremos decir cuando hablamos de productividad, cómo se mide y cómo puede mantenerse a medida que las personas se reincorporan gradualmente al lugar de trabajo, después de la pandemia.

Productividad | 7 minutos de lectura

Planificadores de productividad: Llegó la hora de organizarse

Analógicos o digitales, los planificadores de productividad pueden ayudar a aumentar el rendimiento. Descubre en qué consisten los planificadores y las metodologías y beneficios de los planificadores de productividad.

Productividad | 7 minutos de lectura

Cómo mejorar tu productividad personal

Todos pueden ser más eficientes: solo hay que potenciar la productividad personal. Estos consejos son fáciles de seguir y te permitirán alcanzar tus objetivos.