Velar por los intereses de tu equipo: cinco acciones esenciales y cinco que debes evitar

A continuación, te presentamos cinco acciones importantes que debes realizar (o que debes evitar) para convertirte en el tipo de jefe que tu equipo nunca olvidará.

CAMPAñA PARA SUPERIORES CON PERSONAL A CARGO | 10 MINUTOS DE LECTURA
employee engagement - Workplace from Meta

Los mejores jefes saben felicitar a su equipo para inspirarlo, crean espacios seguros para que las personas compartan sus opiniones y las ayudan a superar sus objetivos. Además, saben cómo promocionar el excelente trabajo que realiza el equipo para que los líderes y los responsables de la toma de decisiones inviertan en él.

Si no es algo que puedas hacer naturalmente, no te preocupes. Podemos ayudarte.

A continuación, te presentamos cinco acciones importantes que debes realizar (o que debes evitar) para convertirte en el tipo de jefe que tu equipo nunca olvidará.


Elogiar al equipo ante las autoridades

DEBES elogiar al equipo ante las autoridades

Por qué es importante:

Las felicitaciones públicas ante los responsables de la toma de decisiones ayudan a que tu equipo acceda a ascensos, aumentos de sueldo y nuevas oportunidades de hacer trabajos interesantes. También contribuye a obtener más presupuesto, personas y apoyo. Si desarrollas el argumento a favor de ese respaldo durante todo el año, es mucho más probable que las personas digan que sí cuando lo pidas.

Cómo puedes hacerlo:
Busca un momento en las reuniones con tu jefe
  • En las reuniones con tu jefe, dedica un rato a destacar el excelente trabajo que hace tu equipo y a las personas que lo componen. Si diriges un equipo que trabaja por turnos, incluye esa información en las notas de los turnos.
Comparte los comentarios sobre tu equipo
  • No dejes de transmitir a tu jefe y a otras personas importantes los buenos comentarios que recibas sobre alguien de tu equipo. No le haces ningún favor a tu equipo si te los guardas.

Nomina a tu equipo
  • Siempre que se entreguen premios o reconocimientos a nivel interno, tómate el tiempo de nominar a los miembros de tu equipo, y asegúrate de que tu equipo sepa que lo haces.
  • Incluye siempre una sección de "Grandes logros" en tus publicaciones mensuales de resumen del equipo. ¡No temas elogiar a las personas!
  • Cuando alguien haga un buen comentario sobre tu equipo, asegúrate de compartirlo con tu jefe inmediatamente a través del chat.
No desalentar los desacuerdos

NO DEBES desalentar los desacuerdos

Por qué debes evitar esto

Es mucho más probable que tu equipo se tome en serio tus comentarios mientras los asesoras si sienten que tú también te tomas en serio lo que tienen para decir. Parece sencillo, pero es muy fácil enviar accidentalmente el mensaje equivocado.

Cómo evitar el problema
Trata de demostrar que quieres aprender (y no que sabes todo)
  • Acostúmbrate a responder a las ideas de los demás con una pregunta neutral y con tu opinión. Deja que terminen sin interrupciones, haz una o dos preguntas que inviten a desarrollar el tema y tómate un tiempo para pensar bien antes de opinar.
Trata de no imponer tus opiniones
  • Si expresas una opinión de forma demasiado tajante, es mucho menos probable que las personas de tu equipo quieran expresar las suyas. Reservas tus opiniones más firmes para las cosas que realmente importan, y dedica el resto del tiempo más a escuchar que a hablar.

Comparte tus opiniones a final
  • Para los miembros de tu equipo, nunca es fácil mostrarse en desacuerdo contigo (especialmente en público). Espera a que todos expresen su opinión en las conversaciones antes de ofrecer la tuya. Una vez que das tu opinión, las personas con otros puntos de vista tienden a pensar que no hay nada más que decir.
  • Pide opiniones sobre temas importantes en el grupo de tu equipo con una publicación un día antes de la reunión. Obtendrás respuestas más reflexivas (y sinceras).
  • Publica tus ideas sobre los temas importantes del equipo y pide a tu equipo que las analice críticamente. De esta manera, las personas no sienten que mostrarse en desacuerdo contigo sea un riesgo, por lo que recibirás ideas excelentes.
  • Otra opción es crear una encuesta para que tu equipo aporte ideas sobre cómo abordar un tema, sumar las tuyas al final y pedir al equipo que vote por sus favoritas. Asegúrate de comentarlas en tus próximas reuniones de equipo.
Buscar oportunidades de crecimiento para el equipo

DEBES buscar oportunidades de crecimiento para el equipo

Por qué es importante

Si te tomas el tiempo de buscar proyectos para tu equipo que contribuyan a su crecimiento o les aporten nuevas aptitudes, puedes motivar a los miembros y evitar que pierdan interés. También es una forma infalible de conseguir que las personas con un rendimiento regular alcancen la excelencia. Serás el líder que nunca olvidarán.

Cómo puedes hacerlo
Descubre qué es lo que más disfrutan
  • Trabaja con tu equipo para elaborar una lista de las tareas que disfrutan y las cosas que les gustaría hacer más. Revisa la lista regularmente.
Habla con otros directivos
  • Mantente en contacto con otros directivos y con tu jefe para identificar posibles proyectos en los que puedan trabajar los miembros de tu equipo. Concéntrate en actividades que les brinden la experiencia que necesitan para avanzar profesionalmente.

Crea oportunidades
  • Si no encuentras nada, diseña un proyecto con ellos o dales una tarea relacionada con los temas en los que siempre quisieron trabajar.
Conversa regularmente sobre el desarrollo profesional
  • Reúnete con las personas de tu equipo cada 3 o 4 meses, como mínimo, para hablar de sus objetivos profesionales. No dejes esas conversaciones para las evaluaciones anuales.
  • Únete a grupos que te ayuden a ver qué está pasando en otras áreas de la organización y en niveles más altos.
  • Dedica 15 minutos al día a buscar oportunidades para tu equipo en las publicaciones sobre novedades y proyectos.
  • Workplace te permite chatear con cualquier persona de la organización. No dejes que la timidez te impida crear contactos y presentar a las personas a tu equipo.
  • También puedes fijar las listas en tus grupos individuales para que siempre las tengan presentes y sean fáciles de encontrar.
Ser un gran mentor

DEBES ser un gran mentor

Por qué es importante

Ser un gran mentor para tu equipo es una de las partes más importantes de tu trabajo: es la forma en que puedes ayudar a los miembros a aprender y a desarrollarse en su profesión. Además, si les demuestras que su desarrollo profesional y su crecimiento te importan, podrás retener a tus mejores empleados.

Cómo puedes hacerlo:
Predica con el ejemplo
  • Busca momentos de aprendizaje para el equipo. Si manejas una conversación difícil con un cliente, explica por qué la abordaste de esa manera. Si cometes un error, habla con ellos sobre lo que tendrías que haber hecho.
Recuerda que necesitan tu crítica constructiva
  • Si quieres mejorar a la hora de compartir una crítica constructiva, sigue esta fórmula: siempre debe mencionar una situación específica, señalar un comportamiento concreto, explicar cómo te afectó a ti o a otra persona y recomendar acciones alternativas concretas para la próxima vez.

Recuerda que también necesitan los comentarios positivos
  • Es fácil caer en el hábito de opinar solo cuando algo sale mal. Procura compartir los comentarios positivos con regularidad para mantener a tu equipo motivado, pero no los uses como una forma de suavizar las críticas constructivas.

No pasar por alto tus experiencias y errores del pasado

NO DEBES pasar por alto tus experiencias y errores del pasado

Por qué debes evitar esto

Esta es una gran manera de mostrar empatía ante los miembros de tu equipo cuando más la necesitan y transmite la idea que está bien cometer errores siempre y cuando aprendamos de ellos. También hace que tus comentarios sean mucho más eficaces.

Cuándo debes mencionar tus experiencias pasadas
Cuando alguien se siente mal por un error que cometió
  • Una forma de hacer que la persona se sienta mejor es compartir un error similar, o incluso peor, que hayas cometido en el pasado. Esto logra que la persona no se sienta sola y te ayuda a focalizar la conversación en la lección que hay que aprender.
Cuando quieres que alguien se tome tus consejos con seriedad
  • Los consejos suelen aceptarse mejor si los formulas en términos de "algo que me funcionó en el pasado" y no en términos de "lo que te ordeno que hagas".

Para ayudar a que equipo no cometa errores en el futuro
  • Si quieres que alguien cambie un comportamiento, habla de los problemas que ese comportamiento te trajo en el pasado. Es mucho más convincente que hablar de un hipotético problema futuro que, en la mente de la persona, podría no ocurrir.
  • Cuando publiques sobre tu trabajo, habla siempre de las cosas que no salieron bien o de los objetivos que no cumpliste y de lo que aprendiste de la experiencia. Es más útil para tu equipo y ayuda a que las personas tengan una actitud más abierta respecto de su propio aprendizaje.
  • Comparte una publicación de "Viernes de fracasos pasados". Para tu equipo es muy útil conocer las lecciones que aprendiste por las malas, y tú puedes centrarte en los aspectos que necesitas que tu equipo aborde de otra manera.
¿Te resultó útil este artículo?
Gracias por tus comentarios