Fatiga por comentarios: ¿Cuántos comentarios son demasiados?

Hacer y recibir comentarios de devolución sobre las tareas laborales es un factor esencial para el aprendizaje y el crecimiento de los empleados. Sin embargo, en exceso puede resultar abrumador. Entonces, ¿hasta qué punto es eficaz realizar una evaluación? ¿Y cuándo se convierte en una sobrecarga de comentarios?

COMPROMISO DE LOS EMPLEADOS | 8 MINUTOS DE LECTURA
Feedback Fatigue
¿Qué es la fatiga por comentarios?

¿Qué es la fatiga por comentarios?

Imagínate cómo te sentirías si alguien te criticara constantemente. "¿Puedes explicar tu enfoque para este proyecto?". "Tardas mucho tiempo en responder al correo electrónico". "Sobre lo que dijiste en la reunión...". Es agotador.

Si bien estos ejemplos pueden parecer exagerados, la fatiga por comentarios (cuando una persona se siente mentalmente agotada después de recibir muchos comentarios) es una realidad.

No hay motivo alguno para recomendar que se dejen de hacer comentarios a los empleados. Es una parte esencial de la vida laboral y, sin ella, las personas nunca aprenderían ni crecerían. Ayuda a los empleados a consolidar sus puntos fuertes y a detectar sus debilidades para que puedan mejorar su rendimiento en el futuro. Y, de hecho, el 63% de los empleados afirman que quieren recibir más comentarios "en el momento". Pero, en exceso, no es algo bueno. Y, cuanto más cansadas estén las personas, menos útil les resultará ese aporte.

Simplificar el trabajo con Workplace

Con Workplace, el trabajo es más simple, desde informar a todos sobre la vuelta a la oficina hasta adoptar una forma de trabajo híbrida.

¿Qué puede provocar un exceso de comentarios?

¿Qué puede provocar un exceso de comentarios?

Cuando se trata de hacer comentarios eficaces, menos es más. En la medida justa puede ser muy útil para motivar e inspirar al personal. Sin embargo, en exceso se convierte en una forma de microgestión que puede desconcertar a las personas y hacerlas reacias a tomar decisiones por miedo a equivocarse. Esto puede provocar una reacción negativa en cadena, ya que se reduce la confianza de las personas en su trabajo.

Efectos de los comentarios negativos

Efectos de los comentarios negativos

Si no se manejan con cuidado y tacto, los comentarios pueden ser perjudiciales. Estos son algunos de los riesgos:

Desmotivación del personal

Por muy razonables que sean, puede ser duro recibir críticas. Hay que expresarlas con sumo cuidado para que el personal no se desanime ni se desmoralice. Si las personas pierden la motivación, es posible que contribuyan menos, lo que afecta a la productividad.

Disminución de la moral

Cuando las personas no están a gusto, les falta energía y entusiasmo. Un exceso de comentarios negativos en el trabajo puede reducir la moral e incluso afectar a quienes tienen más predisposición a aceptar críticas constructivas. El descontento generalizado puede crear un ambiente tóxico en el que los empleados no se sientan a gusto.

Hacer que el personal se sienta poco valorado

La autoestima puede resentirse ante una mala evaluación del rendimiento o un comentario negativo. Si los elogios escasean, los empleados empezarán a sentir que se los aprecia poco. Los miembros del equipo que no se sientan valorados se mostrarán más reticentes a trabajar horas extras o a hacer un esfuerzo adicional cuando sea necesario.

Daños en las relaciones

Si se trata una situación de manera incorrecta, un empleado puede sentir resentimiento hacia su superior por haberle llamado la atención sobre un comportamiento negativo o un bajo rendimiento. Puede reaccionar mostrándose distante, hostil o molesto.

Daños en la salud mental

Por naturaleza, el ser humano tiende a darle más importancia a los comentarios negativos que a los positivos, y hay personas que son muy sensibles a las críticas. Un exceso de comentarios negativos en el trabajo puede aumentar los niveles de estrés y afectar el bienestar del personal. Este deterioro de la salud mental puede perjudicar la productividad y aumentar la tasa de ausentismo.

Impacto en la retención

Un estudio de Gallup reveló que recibir comentarios negativos llevó a casi el 30% de los trabajadores a buscar activamente un nuevo empleo. Si tenemos en cuenta que el costo promedio de reemplazar a un empleado es de entre seis y nueve meses de salario, es un precio muy alto por críticas inoportunas.

Efectos de los comentarios positivos

Efectos de los comentarios positivos

La otra cara de la moneda es que, cuando se transmiten de forma reflexiva y sincera, los comentarios a los empleados tienen el poder de transformar a las personas. Estos son algunos beneficios:

Impulsar la moral

Elogiar el trabajo de una persona puede subirle el ánimo y motivarla a esforzarse aún más. Además, crea un ambiente de trabajo optimista en el que el personal se siente animado y apoyado para hacer las cosas bien.

Mejora de la autoestima

Los comentarios positivos ayudan a las personas a reconocer en qué son buenas y les da la confianza que necesitan para trabajar en los aspectos en los que podrían mejorar. Promover el aprendizaje de nuevas competencias y el desarrollo personal es importante para ayudar a las personas a crecer a lo largo de su carrera profesional.

Mayor productividad

Los comentarios son un factor clave para impulsar la productividad. Permite a los empleados conocer su rendimiento, su productividad personal y cuándo necesitan hacer cambios. Es una excelente manera para que los gerentes den instrucciones y fijen objetivos para las próximas semanas y meses.

Mayor compromiso

Gallup descubrió que más de la mitad de los empleados se sienten comprometidos en el trabajo después de recibir elogios por parte de un gerente. Una cultura de mayor compromiso en el lugar de trabajo hace que las personas se sientan cómodas a la hora de compartir nuevas ideas y señalar los problemas que deben abordarse.

Sentimiento positivo hacia la empresa

Los comentarios constructivos contribuyen a crear un lugar de trabajo colaborativo y más solidario, lo que puede generar una mano de obra más feliz y cualificada, equipos más sólidos y una mejor cultura de la empresa. La organización se convierte en un lugar en el que las personas desean trabajar y del que desean formar parte. Esto es muy beneficioso para la reputación de una empresa.

Satisfacción laboral

Cuando las personas saben que van por buen camino y que se reconocen sus contribuciones, tienen más probabilidades de disfrutar de su trabajo y quedarse. Esto ayuda a retener al personal a largo plazo, un problema enorme al que se enfrentan las empresas hoy en día.

Conseguir el equilibrio ideal

Conseguir el equilibrio ideal

Para ser eficaces, los comentarios positivos deben estar equilibrados con las críticas constructivas, de modo que los empleados sepan qué hacen bien y qué deben hacer para mejorar.

Excederse en uno u otro aspecto puede ser perjudicial para la satisfacción y el rendimiento del empleado. Demasiados comentarios positivos pueden perder su impacto y provocar cierta autocomplacencia, mientras que demasiados comentarios negativos en el trabajo pueden dañar la confianza.

Conseguir un equilibrio ideal no es una tarea sencilla, ya que lo que funciona para un empleado puede no funcionar para otro. Los gerentes más eficaces saben cómo sacar lo mejor de cada persona.

Cómo hacer comentarios de manera eficaz

Cómo hacer comentarios de manera eficaz

La fatiga por comentarios se puede evitar perfectamente. Sigue estos consejos para gerentes y líderes sobre cómo hacer comentarios de manera eficaz a los empleados.

Céntrate en el comportamiento, no en la personalidad

No hagas comentarios de carácter personal. Procura que se centren más en lo que hacen los empleados que en cómo son.

Por ejemplo, un comentario como "Recuerda dar la bienvenida a todos los clientes con un saludo amistoso" es mucho más agradable que "Debes saludar a los clientes con más educación".

Equilibra lo bueno y lo malo

El objetivo de hacer comentarios a un empleado debe ser siempre ayudarlo a mejorar. Así que, siempre que sea posible, empieza y termina con un comentario positivo, lo que se conoce como "el sándwich de los comentarios". Equilibrar la crítica constructiva con puntos positivos hará que la persona se sienta alentada en lugar de criticada.

Haz comentarios específicos

Los comentarios genéricos no ayudan mucho a los empleados. En cambio, hacer comentarios específicos demuestra que pensaste en el trabajo de tu empleado con detenimiento. Si le dices a alguien lo que te gustó de su trabajo o lo que no te gustó tanto, explica los motivos.

Define objetivos realistas

Los comentarios ayudan a tus empleados a desarrollarse profesionalmente y a trabajar para alcanzar los objetivos de la empresa. Los objetivos deben exigir a las personas, pero también es importante que sean realistas. Da a los empleados tiempo suficiente para adaptarse a los nuevos desafíos, de modo que no les provoque demasiado estrés. No puedes pretender que alguien cambie de la noche a la mañana.

Ofrece ayuda

Si los comentarios abruman a los empleados, asegúrate de que sientan que cuentan con apoyo. No todas las personas asimilan bien las críticas, así que ten en cuenta que algunas pueden necesitar más aliento que otras. Adopta una actitud abierta ante la situación y escucha lo que tengan para decir.

Cómo lidiar con el exceso de comentarios

Cómo lidiar con el exceso de comentarios

¿Eres empleado y sufres un exceso de comentarios? Estos son algunos consejos para lidiar con esta situación.

Reflexiona

Cuando nos juzgan o critican, tendemos a dramatizar, a creer que no sabemos hacer las cosas bien o que nos despedirán. Sin embargo, es importante escuchar e intentar entender el comentario como información útil y no como una crítica.

Pide detalles

Es importante entender bien los comentarios que recibes, así que haz preguntas para comprender exactamente lo que se quiere decir, sobre todo si son poco precisos. Preguntar cómo podrías haber hecho las cosas de otra manera puede ser útil.

Define objetivos claros

Pide a tu gerente que te fije objetivos claros en los que puedas trabajar, como mejorar tu capacidad de organización del tiempo o asumir un mayor protagonismo en los proyectos.

Comparte tus sentimientos

Los comentarios deben ser una conversación bidireccional. Si eres tú quien los recibe, es importante que le cuentes a tu gerente cómo te sientes. A veces, cuando se baja la guardia, las relaciones mejoran. También ayuda a tu gerente a mantener una conversación sincera.

No existe una regla estricta sobre la frecuencia con la que se deben hacer comentarios, pero es importante dedicar tiempo a crear un clima de confianza con el equipo para averiguar qué es lo mejor para cada persona. En definitiva, mantener un diálogo abierto con los empleados puede conducir a un entorno de trabajo más productivo y positivo en general.

Seguir leyendo:

Sigamos en contacto

Recibe las noticias y estadísticas más recientes desde la primera línea laboral.

Al enviar este formulario, aceptas recibir comunicaciones electrónicas de Facebook sobre marketing, incluidos eventos, noticias, notificaciones y correos promocionales. Puedes retirar tu consentimiento y cancelar la suscripción a estos mensajes cuando quieras. Asimismo, reconoces que leíste y aceptas las Condiciones de privacidad de Workplace.

Temas relacionados

¿Qué es el compromiso del personal y por qué es tan fundamental para las personas y la empresa?

Más información
¿Te resultó útil este artículo?
Gracias por tus comentarios

Temas relacionados

¿Qué es el compromiso del personal y por qué es tan fundamental para las personas y la empresa?

Más información

Publicaciones recientes

Compromiso de los empleados | 8 minutos de lectura

Preguntas de la encuesta de satisfacción de los empleados: Qué preguntar y por qué

¿Cómo puedes crear una experiencia excepcional para los empleados si no puedes medirla? Aprende a utilizar las encuestas de satisfacción de los empleados para lograr resultados.

Compromiso de los empleados | 6 minutos de lectura

La opinión del personal: por qué escuchar te ayudará a consolidar la cultura y a vencer en la guerra por el talento.

Las organizaciones buscan formas de fomentar el compromiso de sus mejores empleados y retenerlos en el contexto de la Gran Dimisión. Aquí te explicamos por qué escuchar podría ser la clave del éxito.