Cinco problemas habituales de las empresas y cómo Workplace ayuda a resolverlos

Andrew Garney

Crear una cultura compartida. Trabajadores millennials. Fatiga de información. Son solo tres de los desafíos que enfrentan las organizaciones en su camino hacia el futuro del trabajo.

Queremos hablar con nuestros clientes acerca de las dificultades que enfrentan. Y resulta interesante descubrir que hay organizaciones de todos los tamaños y sectores que tienen problemas similares. A continuación, presentamos cinco dificultades comerciales de las que hablamos con nuestros clientes y te contamos cómo Workplace puede ayudar a superarlas.

1. Crear una cultura compartida

De acuerdo con Deloitte, el 69% de los ejecutivos con cargo de director considera que la cultura de la empresa es un factor fundamental para alcanzar los objetivos de la empresa. Sin embargo, hay una gran diferencia entre reconocer la necesidad de una cultura sólida y dar el paso para crearla.

"Necesitas herramientas que permitan la comunicación bidireccional de los valores compartidos.

Las organizaciones deben encontrar maneras de organizar conversaciones en las que toda la empresa participe. Necesitan nuevas formas de averiguar qué ocurre en la organización y herramientas para crear conversaciones bidireccionales acerca de la identidad y los valores compartidos. Es una de las razones por las que creamos Workplace:

para mejorar la productividad, colaborar de forma más estrecha y mejorar la cultura empresarial impulsando el compromiso de los empleados y reduciendo la distancia entre las personas.

2. Conectar a equipos dispersados

Acercar a todos es un desafío que resuena en muchas organizaciones con las que hablamos. Personas que trabajan en distintos lugares o países.

Empleados que trabajan en grupos o entidades distintas dentro de una empresa. Incluso aquellas personas que no tienen acceso a una dirección de correo electrónico profesional. ¿Qué herramientas puedes usar para asegurarte de que todos participen de la conversación estén donde estén?

La respuesta es buscar nuevas plataformas digitales optimizadas para dispositivos móviles. Esa tecnología te permite conectar a todos en la organización y dar voz a las personas que escapan del alcance de los sistemas informáticos tradicionales.

3. Ofrecer herramientas que satisfagan las expectativas de los millennials

De acuerdo con PwC, los millennials representarán más de la mitad de la fuerza laboral en 2020. En otras palabras, un 50% de los empleados de tu empresa tendrán una relación distinta con la tecnología y nuevas expectativas sobre el uso de herramientas digitales en el trabajo.

"Las herramientas digitales del futuro deberán ser fáciles de usar y estar abiertas de forma predeterminada".

La nueva generación de empleados no estará atada a sus escritorios, sino a sus teléfonos, y considerará que el acceso instantáneo y la transparencia son derechos. Por lo tanto, las herramientas digitales del futuro deberán ser fáciles de usar y estar abiertas de forma predeterminada.

Las organizaciones que adopten alternativas a las herramientas de comunicación tradicionales, como el correo electrónico, estarán mejor posicionadas para satisfacer las necesidades y las expectativas de la nueva fuerza laboral.

4. Usar la última tecnología para brindar a las personas las herramientas que necesitan

Las nuevas tecnologías permiten conectar a las personas con su trabajo en cualquier momento y desde cualquier lugar, lo que podría desdibujar los límites entre la vida profesional y la vida personal.

"Dar a las personas las herramientas que necesiten para que definan su propio ritmo de trabajo"

Entonces, ¿cómo nos aseguramos de que los empleados no estén conectados constantemente al trabajo en perjuicio del equilibrio entre el trabajo y la vida personal? Para superar este problema, las organizaciones deben ofrecer las herramientas necesarias para que las personas establezcan su propio ritmo de trabajo. Además, deben demostrar las ventajas que esa nueva flexibilidad ofrece a los empleados.

Las plataformas inteligentes, como Workplace, pueden ser útiles, ya que cambian radicalmente la forma en que las personas trabajan: agilizan la toma de decisiones, permiten administrar y compartir cargas de trabajo, y ayudan colaborar de forma más eficaz.

5. Pensar de forma colaborativa y no de forma aislada

El correo electrónico tiene algunos problemas bastante importantes. En primer lugar, representa una comunicación cerrada, no abierta. A menos que estén en tu lista de distribución, las personas no tienen manera de saber que quieres comunicarte con ellas.

"Las organizaciones necesitan encontrar nuevas formas de independizarse del correo electrónico"

Y, aunque puedan incluir a todos, el correo electrónico grupal y las listas de distribución desaniman la conversación y la colaboración. Esto puede provocar que los trabajadores se sientan atrapados en estructuras aisladas, lo que, a la vez, podría generar deficiencias.

Las organizaciones deben buscar nuevas formas de abandonar el correo electrónico y comunicarse de manera más eficiente. Es por eso que están utilizando plataformas como Workplace para fomentar una mejor innovación y colaboración.

Y, al hacerlo, están descubriendo nuevas formas para trabajar mejor, de manera más inteligente y con mayor rapidez.

Cuando se trabaja en conjunto, suceden grandes cosas

Workplace es más que una herramienta de colaboración. Es un lugar donde las personas pueden aportar ideas, compartir y trabajar de forma más eficiente con sus colegas y clientes. Un sitio donde pueden usar funciones conocidas aplicando controles de privacidad y seguridad personalizados y que, a la vez permite conectar a todas las personas en una plataforma que se integra perfectamente con las herramientas que ya utilizan.

Descubre cómo Workplace puede ayudarte a superar tus desafíos y a encontrar nuevas formas de trabajar.


Mantente conectado

Mantente al día de Workplace: regístrate para recibir nuestro newsletter y accede a una gran cantidad de contenido excelente.


Síguenos


Juntos marcamos la diferencia

Save the Children

Save the Children is using Live video to share knowledge and stay connected

Play video

Seguir leyendo