El futuro del trabajo, parte 2: Comunicación abierta por definición

En Workplace, creemos que las personas, y no solo la tecnología, definirán el futuro del trabajo. Por eso, todo lo que hacemos gira en torno a las necesidades y expectativas de las personas, en especial de las personas jóvenes.

COMUNICACIóN EMPRESARIAL | 10 MINUTOS DE LECTURA

A la hora de satisfacer esas expectativas, hay seis principios que consideramos esenciales para el éxito de los lugares de trabajo del futuro. No se trata de apuestas cortoplacistas a determinadas tecnologías o plataformas. Hablamos de comportamientos fundamentales que guían la filosofía de nuestros productos y que todas las empresas tendrán que incorporar como propios si desean desarrollar la agilidad y la resiliencia que necesitarán para afrontar los desafíos de un mundo en constante cambio.

Comunicación abierta por definición

Comunicación abierta por definición

El primer principio que identificamos es la comunicación abierta por definición.

Las personas jóvenes crecieron en un mundo en el cual compartieron más sobre sus vidas y sobre sí mismas que lo que las generaciones anteriores podrían haber imaginado. Además, consideran el acceso instantáneo como un derecho. Esto puede significar el acceso a cosas como contenido multimedia y juegos, pero también el acceso a la información y a las demás personas.

Este enfoque no solo ayuda a eliminar los silos y los límites de las organizaciones para brindar a las personas un acceso más rápido a la información que necesitan, sino que también nos hace sentir más conectados con la misión y con nuestros colegas.

Abierto = bueno

Abierto = bueno

En Facebook, creemos apasionadamente en esta idea porque vimos los resultados con nuestros propios ojos. En 2010, Facebook no se diferenciaba demasiado de cualquier otra empresa: nuestra comunicación se basaba en correos electrónicos, IRC y listas de distribución.

“ Casi de un día para el otro, Facebook pasó de una cultura cerrada de cadenas de correos electrónicos a una cultura radicalmente abierta centrada en la transparencia ”

Y, como todo el mundo, nos parecía que funcionaba bastante bien. No había ningún problema, por lo que nadie pensaba en buscar una solución. Pero, luego, ocurrió algo que marcó un antes y un después. En 2011, un ingeniero emprendedor tuvo la brillante idea de crear grupos de Facebook a los que solo pudieran acceder otras personas de la misma empresa.

Fue una idea completamente novedosa que vino a cambiarlo todo.

Casi de un día para el otro, Facebook pasó de una cultura cerrada de cadenas de correos electrónicos y conversaciones individuales a una cultura radicalmente abierta centrada en la transparencia.

Cerrado = malo

Cerrado = malo

Imagina la diferencia para un gerente sénior que, hasta ese momento, enviaba una circular por correo electrónico para comunicarse con su equipo. ¿Quién en su sano juicio se habría atrevido a elegir la opción "Responder a todos" en este tipo de comunicados? Nadie. Probablemente, habría sido un suicidio profesional. Y ¿qué mensaje transmite esto a los empleados? Les dice: "No respondan". No compartan sus ideas. No expresen su opinión.

Esa misma circular publicada en un grupo en Facebook —y ahora en Workplace— tiene un pequeño recuadro debajo. El recuadro dice: "Escribe un comentario". O, más fácil aún, tiene un botón "Me gusta": el método más simple y universal de interactuar que existió jamás. Te invita siempre a hacerte escuchar, a compartir y a expresar tu opinión. Los siguientes dos ejemplos muestran a qué nos referimos.

1. Mejores conversaciones en organizaciones sin fines de lucro

Save the Children tiene 25.000 empleados repartidos en muchas partes remotas del mundo. Frente a esta situación, la conectividad siempre fue un desafío considerable. Además, con las herramientas que tenían antes (principalmente el correo electrónico), era casi imposible incluir a todo el personal en la conversación.

Por ejemplo, un gerente de comunicaciones destinaba un día a la semana a compilar un correo electrónico para una lista de distribución de 500 personas. Cuando se lanzó Workplace, reemplazó el correo electrónico por una publicación en un grupo global de la plataforma. Y ocurrió algo de lo más interesante. En menos de una semana, el grupo de Workplace duplicó la cantidad de personas que tenía la lista de distribución original.

El gerente se dio cuenta de que llevaba cinco años restringiendo la información y las estadísticas a tan solo 500 personas. Quienes no sabían cómo "entrar en la lista" no tenían forma de participar en la conversación. Sin embargo ahora, con Workplace, la comunicación cerrada se vuelve abierta.

En las palabras de Kyle Degraw, gerente de comunicaciones humanitarias de Save the Children:

“ Usar una plataforma como Workplace me permitió conectarme con colegas de todo el mundo de la manera más eficiente posible. Como resultado, dedico menos tiempo a revisar el correo electrónico y más a ayudar a las niñas y los niños. ”

2. Desconectar el correo electrónico en las telecomunicaciones

El operador de telecomunicaciones Telenor, líder en el mundo, sabe de primera mano lo poderoso que puede ser eliminar las barreras que a veces crea el correo electrónico. A modo de ejemplo, un científico de datos utilizó un grupo interno de Workplace para compartir una investigación. En cuestión de horas, los líderes sénior habían visto la actualización y el equipo de comunicaciones había intervenido. Al día siguiente, la investigación de Telenor estaba en la primera plana y en el sitio web del periódico más importante de Noruega.

Un nivel de agilidad que jamás habría sido posible usando el correo electrónico tradicional. Como explica Anne Flagstad, vicepresidenta sénior de cultura y gestión de cambios de Telenor:

“ En el pasado, mucha información crucial se perdía en bandejas de entrada. Al compartir información a través de los grupos de Workplace, nuestros equipos colaboran más e invierten más tiempo en solucionar problemas como grupo. ”

Usar Facebook para desarrollar Facebook

Usar Facebook para desarrollar Facebook

Fue así que Facebook comenzó a usar Facebook para desarrollar Facebook. El resultado fue un cambio increíble en la velocidad a la cual comenzó a avanzar la empresa. Nos permitió tomar decisiones más inteligentes con mayor rapidez. Los equipos podían colaborar con mayor facilidad. La gerencia sénior podía comunicarse con mayor transparencia. E, incluso cuando la empresa alcanzó los 1.000 empleados, los 10.000 y poco después los 40.000, esa esencia de la comunicación abierta por definición siempre nos permitió pensar y actuar con la velocidad de una empresa mucho más pequeña.

Esa velocidad es parte del entramado mismo de Workplace. Gracias a nuestra cultura abierta, pudimos llevar el ritmo de la innovación de la tecnología de consumo a otros sectores. También nos permitió seguir cumpliendo con nuestra misión de ofrecer al mundo un lugar para trabajar en equipo.

Lee la parte 3 de nuestra serie "El futuro del trabajo" aquí para obtener información sobre los dispositivos móviles como aspecto central. Y aquí puedes acceder a la parte 1 de la serie.

Sigamos en contacto

Recibe las noticias y estadísticas más recientes desde la primera línea laboral.

Al enviar este formulario, aceptas recibir comunicaciones electrónicas de Facebook sobre marketing, incluidos eventos, noticias, notificaciones y correos promocionales. Puedes retirar tu consentimiento y cancelar la suscripción a estos mensajes cuando quieras. Asimismo, reconoces que leíste y aceptas las Condiciones de privacidad de Workplace.

¿Te resultó útil este artículo?
Gracias por tus comentarios

Publicaciones recientes

Comunicación empresarial | 10 minutos de lectura

El futuro del trabajo, parte 5: Integración

En la quinta parte de esta serie, veremos cómo las nuevas formas de comunicación, expresivas y multimodales, tendrán un papel central en el éxito de los lugares de trabajo del futuro.

Comunicación empresarial | 10 minutos de lectura

El futuro del trabajo, parte 4: Expresividad

En la cuarta parte de esta serie, veremos cómo las nuevas formas de comunicación, expresivas y multimodales, tendrán un papel central en el éxito de los lugares de trabajo del futuro.

Comunicación empresarial | 10 minutos de lectura

El futuro del trabajo, parte 2: Comunicación abierta por definición

En Workplace, creemos que las personas, y no solo la tecnología, definirán el futuro del trabajo.